21 junio 2013

HABLANDO CON JORDI BAYARRI

Como prometí no hace mucho, voy a intentar postear con cierta asiduidad las charlas con los compañeros del mundo del tebeo. Después de la entrevista al amigo Juan Albarrán hace unos meses, hoy cuento con la presencia de un nombre que os sonará bastante a la mayoría porque lleva bastante tiempo dando guerra: Jordi Bayarri. Ha ido alternando la producción de historietas de aventuras como Titán del Pasado, la saga Entre Tinieblas para Aleta Ediciones, o La ciudad oculta de Alejandro Magno para Viaje a Bizancio Ediciones, con la autoedición de historias eróticas como la celebérrima Magia & Acero, o pornográficas como Enchantae y más recientemente Scrap Trek. En los últimos años hay que sumar su apuesta por el uso del crowdfunding para lanzar tebeos de corte educativo sobre grandes científicos bajo el sello Colección Científicos, en los que ya se han sacado adelante los dos primeros cuadernos: Darwin, la evolución de la teoría y Galileo, el mensajero de las estrellas.  

Roberto Corroto: A la hora de elaborar la entrevista siempre me gusta echar un ojo a otras que haya podido hacer el protagonista, más que nada por intentar no repetir en la medida de lo posible las mismas preguntas una y otra vez. Ojeando alguna de esas entrevistas me he encontrado una de mayo de 2007 en la que al hablar acerca de Enchantae decías lo siguiente: “Estoy convencido que el cómic tiene que llegar a Internet más tarde o temprano, porque las cosas van evolucionando. Lo importante es el soporte, porque el día que exista el soporte donde puedas descargar los cómics y leerlos en tu sofá, va haber una revolución enorme”. El hecho de tenerlo tan claro entonces y posiblemente ser de los primeros autores españoles en tirarse al ruedo del cómic online, ¿crees que te ha supuesto tener alguna ventaja con respecto a los que se han ido incorporando más tarde?

Jordi Bayarri: Desde que entré en contacto con la edición en internet supe que era una fórmula con grandes posibilidades y que, con el tiempo, supondría una plataforma a la que tendería gran parte de la edición de cómics. Ahora, casi ocho años después, se ha visto que así ha sido. No me considero un precursor ni nada, pero tener esto bien claro sí que me ha supuesto poder enfocar mi esfuerzo en estas fórmulas editoriales mucho antes que los demás, conocer este nuevo medio y aprender a sacarle el mayor partido posible. También es cierto que la edición en internet ha evolucionado muy rápidamente, y a día de hoy, hay muchas más opciones que cuando empecé, y mucha gente más joven, que ha llegado más tarde, ha aprendido a usarlas mejor que yo. Editar en internet supone reciclarse continuamente, si no lo haces, corres el riesgo de quedarte obsoleto.

Magia & Acero: La balada del Mar Salido
Para leer el resto de la entrevista solo hay que hacer clic en Más información aquí abajo.

R.C: En relación con eso, he leído por ahí que los comienzos con la web de Enchantae fueron complicados a la hora de que fuera rentable, ¿ha ido cuajando y funcionando más o menos como esperabas con el paso de estos años?

J.B: Sí, los inicios fueron complicados, como los de cualquier proyecto. Dos problemas fundamentales eran mi propio desconocimiento del medio, totalmente nuevo para mí, y que este tipo de webs de basa principalmente en ir "reclutando" lectores poco a poco. Hoy en día, siete años después, ya funciona como es debido.

R.C: Me alegro de escuchar eso. Eres un profesional que siempre está al quite de las nuevas tendencias y no solo por el tema del cómic online, sino más recientemente con el fenómeno crowdfunding. Has sido también de los que no lo ha dudado a la hora de probar en su momento con la plataforma Lánzanos en busca de financiación para Darwin, la evolución de la teoría. La experiencia ha tenido que ser buena, porque con Galileo, el mensajero de las estrellas has repetido y con éxito además. ¿Ves ahora mismo el crowdfunding como una alternativa viable para que los autores no dependan de las editoriales?

J.B: Sí, el crowdfunding viene a sumarse a la cada vez mayor oferta de posibilidades de autoedición que van apareciendo. Hoy en día es relativamente fácil que un autor pueda publicar su propio trabajo. La única pega es que esto exige del autor hacer el trabajo del editor y encargarse de todo el proceso: maquetación, imprenta, distribución, etc. Con el crowdfunding al menos cuentas con el capital necesario para no lanzarte a ciegas.

Darwin y Galileo
R.C: Sin duda alguna. Ya que estamos con ello, ¿consideras el ser activo en redes sociales como algo casi indispensable para complementar el trabajo de autoedición vía crowdfunding?

J.B: Por supuesto. Para que un proyecto por crowdfunding tenga éxito lo principal es darlo a conocer. Y para esto no hay nada mejor que las redes sociales, porque no sólo llegas a la que gente a la que le puede interesar tu proyecto para colaborar en él, si no también a la gente que puede compartirlo y hacer que llegue a mucha más gente que tú no conoces. Para llevar a buen término un crowdfunding hay que tener bien claro primero a quién nos dirigimos y cómo vamos a abordar la campaña de promoción.

R.C: Me hizo gracia un tweet que pusiste hace unos días sobre que en la música estaba de moda lo de autoeditarse y se ve incluso como algo moderno y en cambio en el mundo del tebeo sigue siendo "pagar por publicar", ¿a qué o a quién crees que se debe?

J.B: Muchos de los autores y editores que trabajamos actualmente en el sector del cómic nacional provenimos de la fanedición. Es quizá debido a ello que de alguna forma necesitamos que nuestro trabajo sea avalado o "certificado" por un editor "de verdad" para considerar que está bien hecho. Es un cierto complejo de inferioridad, como cuando es preciso que un título o autor triunfe fuera antes de que lo haga aquí. Necesitamos que alguien externo a nosotros apruebe nuestro trabajo. Muchos no han superado esa etapa y se niegan a aceptar que un autor puede ir por libre, publicando él mismo sus obras e invirtiendo su propio dinero en ellas. Es gente que, además, está muy satisfecha con el actual sistema de editoriales-distribuidoras-etc. y no es consciente de la evolución que el sector editorial está experimentando ahora mismo. 

R.C: En el año 2009 ganaste el Premio Dibujando Entre Culturas por La Ciudad Oculta de Alejandro Magno. El estilo que muestras ahí, así como en los dos tomos de la Colección Científicos, parece más cercano al cómic europeo deudor de tu influencia por autores como Franquin, que sé que te gusta bastante. ¿Te sientes más cómodo con ese estilo o con el que usas normalmente para Entre Tinieblas o Magia & Acero, por ejemplo?

J.B: Me siento más a gusto con mi estilo habitual porque es el que he practicado durante más tiempo. El otro, el que es más BD, lo tenía aparcado y decidí rescatarlo para el proyecto de Darwin porque dado su carácter juvenil me pareció más apropiado. Me sentía un poco raro al principio pero enseguida le pillé el gusto y espero poder hacer más cosas con él.

La Ciudad Oculta de Alejandro Magno
R.C: Aparte de continuar con los proyectos que tienes abiertos (Entre Tinieblas, Magia & Acero, Colección Científicos...), ¿tienes algo por ahí que quieras sacar adelante a corto o medio plazo, o no te queda tiempo para empezar nada más?

J.B: Aparte de esos cómics que mencionas sigo con la edición online de Alien College Beta (http://www.aliencollege.net/) y de Enchantae (http://www.enchantae.com/). En este aspecto en particular, tengo previsto poner en marcha dos nuevas webs de cómics para adultos junto con otros dos autores, lo que no sé decir aún es la fecha en que estarán listas. Aparte, a ratos perdidos dibujo mis pinups y algunas historietas sueltas de tono autobiográfico-humorístico, que quizá pueda recopilar y editar algún día.

R.C: Para acabar, siempre le pido al entrevistado que le dé un consejo a los que quieran dedicarse por completo al mundo del tebeo, sea en la faceta que sea. En tu caso, cualquier consejo sobre dibujo o edición seguro que es una bendición (toma pareado).

J.B: Cualquiera que tenga intención de dedicarse profesionalmente al cómic debe tener claro que es un trabajo duro, muy difícil, y que requiere mucha dedicación. Debe estar preparado para trabajar y trabajar y dedicarle mucho tiempo y esfuerzo. Si, además, quiere lanzarse al complejo mundo de la autoedición, hay que tener claro también que sacar un cómic es bastante fácil, lo complicado es distribuirlo adecuadamente, conseguir que la gente lo conozca y que se venda. Editar no es sólo imprimir y ya está, hay que esforzarse también en promocionar el cómic.

RC: Bueno Jordi, hemos llegado al final así que solo me queda darte las gracias por sacar un hueco para hacer esta pequeña entrevista y desearte suerte con todo lo que estés preparando.

J.B: Gracias a ti.