04 febrero 2016

ITABASAMI


Así se llama la historia con que Juan Albarran y yo pretendemos subir un peldaño más en el nuevo Silent Manga Audition Contest. Para el que se incorpore ahora, en la anterior convocatoria (SMA04), ambos participamos con Gurōbu, una historia de 10 páginas ambientada en el mundo del beisbol de instituto, todo un acontecimiento en el país del sol naciente aunque aquí nos pueda parecer una chorrada. Uno de los requisitos principales es, como su nombre indica, que no puede llevar diálogo de ninguna clase. No es moco de pavo ya os lo digo, pero el resultado debió ser bueno, porque quedamos entre los 51 mejores participantes de 448 trabajos recibidos desde prácticamente los rincones de todo el mundo. 

La experiencia fue tan buena que nos decidimos a intentarlo de nuevo en este SMA05. Con Itabasami cambiamos de registro y temática, pero las opciones a mi modo de entender son las mismas, o incluso más, de acceder a uno de los premios gordos. La extensión viene a ser de una página más que con Gurōbu, y sus protagonistas en esta ocasión son dos en vez de uno. Aquí arriba los tenéis: Kai a la izquierda y Goro a la derecha. Amigos de instituto, porque la amistad es una de las dos temáticas principales que debe contener la historia. La otra es que haya una herramienta de comunicación en la trama principal. Con esas reglas hemos compuesto un relato que va a estar arriba con toda seguridad. Y se me llena la boca al decir seguridad, porque ya he visto las primeras páginas que Juan está haciendo... son canela en rama.

25 enero 2016

ADIÓS EL ARCA, ADIÓS


Malas noticias. Ayer al mediodía me encontré con que El Arca de las historietas dice adiós después de una trayectoria de más de cinco años, en las que ha dejado como legado ocho números y un montón de buenas historias. Así lo hacía saber el padre de la criatura, David Braña, que fue quién impulsó este proyecto desde el comienzo y ha sido el encargado de anunciar su defunción, al menos momentanea. En esos ochos números, David consiguió convencer a gente como Agustín Padilla, Álex Cal, Víctor Santos, Vanessa Durán, David Daza, Jaime Martínez, Abel Cicero o José Fonollosa, para que pusieran su granito de arena encargándose de las portadas. También tuvo el buen tino de juntar autores noveles con otros que ya tenían algo de experiencia en otras publicaciones. Algunos hemos seguido publicando con cierta asiduidad, buscando un hueco en el difícil mundillo del cómic. Seguro que el hecho de formar parte del plantel de El Arca ayudó de alguna manera a que eso fuera posible.

Las ventas siempre son el caballo de batalla de cualquier publicación que no cuente con el respaldo de una editorial potente (y a veces ni eso sirve). Puede que esa haya sido la causa final de esta triste despedida, o puede que haya sido efecto de una causa que coincidió con la segunda etapa de la revista. Sin conocer todos los entresijos es complicado y gratuito lanzarse a la busqueda de un culpable, si es que lo hubiera. Eso solo lo saben los que han estado arrimando el hombro desde el comienzo para que cada número fuera mejor que el anterior. Pero es una lástima tener un buen producto en tu catálogo y no dedicarle un tiempo mínimo para procurar que se venda lo mejor posible. Que tuviera que ser el propio David, junto con sus habituales, el que siguiera haciendo tareas que correspondían al sello encargado de editar la revista, era algo que no terminé nunca de entender. Por desgracia, no es un mal que pueda aislarse en este caso concreto que nos ocupa.

En lo personal dejo cinco historias en sendos números: Esos locos bajitos, con Raquel Barros en El Arca #1 (primera etapa), B-Movie!, con Juan Albarran dentro de El Arca #2 (primera etapa), Una mala racha, con Sergio Martín para El Arca #4 (primera etapa), Camino al Infierno, con Roberto Corral y Javier Díaz en El Arca #1 (segunda etapa), y 16 Cuerdas, nuevamente con Juan Albarran para El Arca #3 (segunda etapa). A todas ellas les guardo mucho cariño, porque además son pequeños hitos que han ido marcando mi evolución como guionista en este último lustro. Como colofón, lo mejor es recomendaros la compra de algún ejemplar si no habéis leído ninguno aún. El hecho de que no vaya a tener una continuación, no significa que no podáis conseguir algunos de los números anteriores en la web.

22 enero 2016

LA CESTA DEL MES #12


Primera entrada del año para La cesta del mes. Con enero hay que tener cuidado, así que he intentado hacer una selección mirando el bolsillo más que otros meses. Pero eso no implica que la calidad de las elecciones haya bajado ni un ápice, y si no comprobarlo vosotros mismos:

100% Marvel. SpiderWoman 2. Los últimos días, de Dennis Hopeless y Javier Rodríguez. Rústica con solapas. Color. 136 páginas. 12,5 €. Deseando estaba echarle el guante a los números que ha dibujado Javier Rodríguez en la colección de Jessica Drew. No suelo tirar por tierra a unos para alabar a otros, pero es que tras la etapa de Greg Land es como llegar a un oasis después de una larga travesía por el Gobi. Javier se echa además la labor de colorista a la espalda, apoyado en algunos números por la gran Muntsa Vicente y entintado de Álvaro López. El último número además viene dibujado por la no menos excelsa Natacha Bustos, así que este tomo se convierte en un imprescindible para los que sepan lo que compran. 

100% Marvel. Caballero Luna 3, de Cullen Bunn y Ron Ackins. Rústica con solapas. Color. 112 páginas. 11 €. Ya habían pasado unos cuantos meses desde que salió el segundo tomo de esta nueva etapa de Caballero Luna. No puedo dejar de recomendaros su compra al igual que hice entonces, y al igual que hice con el primer tomo, cuya reseña sigue disponible clicando aquí. Tras las etapas de Ellis-Shalvey y Wood-Smallwood, esta vez se encargan Cullen Bunn al guión (me enganchó con El maldito hace años) y el hasta ahora desconocido para mí Ron Ackins, que me ha convencido completamente.

Batman presenta: Academia Gotham. Bienvenidos a la academia, de Becky Cloonan, Brenden Fletcher y Karl Kerschl. Rústica. Color. 160 páginas. 14,95 €. Una colección en la línea de la de Batgirl que recomendé en el mes de septiembre por aquí. Protagonizada por Olive Silverlock, una joven estudiante que parece decidida a averiguar los secretos que esconde la academía donde estudia junto a sus compañeros. Un tomo que se puede disfrutar en compañía de los más jóvenes de la casa, lo cual ya de por sí hace que entre en las elecciones del mes.

Lovecraft. Un homenaje en 15 historietas (2ª edición), de Varios Autores. Rústica con solapas. Color y B/N. 112 páginas. 11,95 €. Para una revista como la Cthulhu, llevar sobreviviendo a lo largo de tantos números ya es una muestra de la calidad que atesoran sus páginas. Pero que haya una segunda edición de uno de los especiales es ya más que noticiable. Así sucede este mes con el temático dedicado al Solitario de Providence, donde se vieron implicados autores como El Torres, David Braña, Vicente Navarro, Elchinodelpelocrespo, Luis NCT o el mítico Adolfo Usero entre otros.

Total - 50,4 € que es el precio más ajustado que he hecho desde que empezó a andar esta sección de carácter mensual, allá por febrero del año pasado.  

Alternativas


Perramus. Integral, de Juan Sasturain y Alberto Breccia. Rústica. B/N. 496 páginas. 45 €. Una obra quintaesencial firmada por el periodista Juan Sasturain y el enorme Alberto Breccia. Una historia acerca de las consecuencias de una dictadura que recibió alabanzas y premios de diversa índole. Perramus es aquel desmemoriado que nos guía desde el final de una dictadura feroz, hacia una democracia que no es tal... ¿os suena de algo? Pues esta historia la firmaron sus autores en 1985.

19 enero 2016

SORTEO DE SICARIOS #1 EN WHAKOOM


Desde ayer mismo y hasta el próximo jueves 21, podéis optar a dos ejemplares de Sicarios que están sorteando en la web de Whakoom. ¿Que no sabéis qué es Whakoom? Pues es una red social en la que los aficionados pueden tener ordenada su colección, saber qué cómics tienen, cuáles quieren conseguir, e incluso comprarlos directamente. Muy recomendable, en serio. Clicando en este enlace se llega a la ficha del Sicarios #1: Olmito en Whakoom, y para participar solo hay que clicar en el botón que pone "Lo quiero", tal como se puede ver en la imagen de arriba. Los dos ganadores serán anunciados este mismo viernes y se llevarán un ejemplar dedicado por Ertito Montana y un ejemplar dedicado por mí, que nos encargaremos personalmente de mandar a sus domicilios. ¡Rápido que se acaba el plazo!

12 enero 2016

LLEGA... TIGRE CALLEJERO


El universo Zona 00 Cómics se expande. Sicarios ya no es la única serie en curso que se puede leer a través de nuestro sello. A partir de ayer le acompaña Tigre Callejero, un cómic con el inconfundible aroma Ertito Montana. Mi socio se ha marcado un homenaje al cine exploitation de los 80, con una historia de venganza familiar, en la que su protagonista va ataviado con un casco de motorista que de momento no se quita ni para mirar a los ojos de sus víctimas. Al igual que Sicarios, Tigre Callejero #1: Baile de máscaras se puede adquirir en formato digital por 2 € en la web de Zona 00, clicando en este enlace para poneros las cosas más sencillas si cabe. Son 29 páginas en B/N que seguro que vais a disfrutar como enanos.

09 enero 2016

LOBEZNO: HONOR


Primera entrada de 2016 que al caer en día 9 no puede querer decir otra cosa que toca reseña. En este caso la elección, siempre algo complicado por la cantidad de material que me pasa por la cabeza, ha recaído en Lobezno: Honor, de Chris Claremont y Frank Miller. Estamos ante la primera aventura de Lobezno en solitario. Ha llovido ya bastante, pero allá por noviembre del 82 empezaba el camino hasta la cima de este personaje, que ha acabado por ser casi uno de los emblemas de la Marvel de los últimos treinta años. Y lo hacía de la mano de dos autores en diferentes momentos de su carrera. Claremont ya era un guionista consolidado entonces. Su nombre iba irremediablemente unido a todas las colecciones que tuvieran mutantes en su interior. Para hacernos a la idea, ya se había cascado algunas historias como La Saga de la Fenix Oscura, Días del futuro pasado o Dios Ama, el Hombre Mata. Por su parte, Miller estaba empezando a hacerse un nombre, pese a que ya llevaba unos cuantos números de Daredevil a sus espaldas, primero con guiones de Roger McKenzie o David Michelinie, y luego escribiendo sus propios argumentos. El propio Claremont cuenta en uno de los prólogos cómo se gestó esta miniserie de cuatro números que luego se ha ido reeditando en diferentes formatos.

La labor del guionista londinense no pilla de sorpresa a nadie que haya conocido y leído parte de su extensa obra. Tira de los habituales recursos que sus seguidores siempre han aplaudido, los mismos que sus detractores han usado para denostarle: texto para dar y regalar o el excesivo uso de la figura de un narrador (aunque en este caso opte por la primera persona en vez de la tercera). A eso hay que sumarle los mecánismos típicos heredados de tiempos anteriores, como esas entradillas a modo recordatorio de lo que ha sucedido en el número anterior. Eso, que puede pillar de sorpresa al que no haya abordado nunca una de sus creaciones, no desmerece en absoluto el argumento que construye y la inteligencia que demuestra al saber que su compañero de trabajo es un pura sangre al que no se puede domar. Es conocedor del potencial que tiene Miller y da la impresión que se limita a describir lo que aparece en cada página, dejando que éste decida la narrativa de las páginas.

El Frank Miller que encontramos en esta obra no es el mismo que el que pudieran encontrar los lectores que lo hayan seguido únicamente tras su Dark Knight Returns. Pero se vislumbra todo lo que posteriormente ha ido dejando el autor de Maryland, con diseños de página nada convencionales para aquella época. Encontramos un uso abundante de las viñetas verticales, como venía ya haciendo en la regular de Daredevil. Igualmente, no abarca toda la página llenándola de viñetas, sino que deja espacios en blanco aquí y allá con bastante sentido. Nada queda al azar. Las escenas de lucha son gloria bendita, abandonando la verticalidad por planos completamente horizontales, donde se nota la influencia del cine en su forma de contar las historias. Dentro del apartado gráfico, no hay que dejar de lado el trabajo de Joe Rubinstein en el entintado y de Glynis Oliver al color.

La edición que yo tengo, que es la misma que aparece en la imagen de arriba, es la que sacó Forum en el 99, recopilando la miniserie de cuatro números en un cuaderno con solapas en rústica. De la misma manera que la manera de narrar de Claremont era deudora de una época concreta, la edición tiene el estilo que por entonces se marcaba. La rotulación seguro que chirría a algunos. A otros quizá no tanto. Alguna errata por aquí y por allá, pero nada grave que desmerezca el tenerlo en la librería como una pieza de la que tirar cada cierto tiempo. Para los más exquisitos, creo que Panini la volvió a reeditar en cartoné hace ocho años. De la que yo poseo, me gustaría concluir esta reseña con el epílogo con que Miller adorna la contraportada. Unos párrafos que podrían estar en cualquier publicación que salga hoy día y que han perdido poca vigencia desde 1987.

28 diciembre 2015

LO QUE FUE EL 2015


Última entrada del año en lo que se ha convertido ya en un clásico de ESDCO desde que empecé a hacerlo en 2012. Miro ahora aquellos proyectos que estaban en marcha, de los cuales solo se ha acabado convirtiendo en realidad (al menos de momento) Sicarios. Era una de mis mejores bazas entonces y el tiempo y esfuerzo que Ertito Montana y servidor le han dedicado, ha acabado por darnos la razón. 2015 ha sido el año de Phil y Riot. Decirlo a toro pasado sería jugar con ventaja, pero es que ya en Lo que fue el 2014 estaba convencido que así sería. En diciembre de ese año ya sabíamos que Sicarios #1 en su versión inglesa formaría parte de Aces Weekly Vol. 14. Pero es que eso fue el espaldarazo que nos hacía falta para lanzarnos a editarnos bajo el sello de Zona 00 Comics. Primero en digital con los dos primeros números, y a comienzos de octubre la ansiada edición en papel de Sicarios #1: Olmito. He de decir que han sido algo más de tres meses de alegrías cada vez que alguien ha comprado un ejemplar, lo ha leído y nos ha transmitido su entusiasmo; cada vez que otros autores nos han dado su respaldo con ánimos, felicitaciones, y sus particulares versiones de los protagonistas; cada vez que he preguntado a alguno de los amigos libreros que han tenido a bien vender ejemplares en sus tiendas, y me han dicho que se estaba vendiendo bien; cada vez que alguno me ha preguntado que para cuándo el segundo número. Solo tenemos palabras de gratitud para todos vosotros y la promesa de que seguiremos intentando subir el listón en las siguientes entregas. Por lo pronto, el Sicarios #2: Stranded in the desert, que ha ido saliendo en el último tramo de 2015 dentro de Aces Weekly Vol. 19, tendrá su edición en papel a lo largo del primer trimestre de 2016.


Otras publicaciones de este año que se acaba, han sido para dos de las revistas en las que suelo participar desde hace tiempo. Dentro de la Revista Cthulhu #13, bajo el especial dedicado a Ray Bradbury, formé equipo una vez más con César Herce aka Caesar, para parir una versión del clásico El hombre del cohete, bajo el nombre de La última misión. Ni qué decir tiene que como todo hijo de vecino, uno se siente más cómodo con determinados dibujantes y yo no escondo mis preferidos. César es uno de ellos. Otro que está dentro de ese grupo es Juan Albarran, con quién había hecho hace tiempo una historia llamada 16 Cuerdas, que ya anunciaba incluso en Lo que fue el 2013, pero que pasó de aparecer en el primer número a publicarse en El Arca de las Historietas #3.


Precisamente junto a Juan tuve la suerte este año de participar en el Silent Manga Audition Contest 04, concurso donde competimos con una historia llamada Gurōbu (podéis leerla al completo clicando aquí), y que nos permitió llegar hasta la penúltima ronda, quedando entre los 51 mejores en nuestra primera participación. Un éxito que nos ha dejado con ganas de más, así que para la quinta edición ya estamos pergeñando una nueva historia sin diálogos.

Uno de los aspectos que he empezado a paladear con gusto en 2015 es mi faceta de divulgador, tanto desde ESDCO, donde he empezado a incluir nuevas secciones periódicas como las Reseñas mensuales y La cesta del mes, como con algunas charlas dadas en Comic Stores o Fnac. Espero poder seguir en la misma línea en 2016.

Lo que parece estar aparcado hasta poder disponer del tiempo suficiente es el tema de la narrativa. Había prometido dedicarme a un nuevo libro desde comienzos de año, pero el promedio de sacar obra cada dos años desde 2009 se romperá con la llegada de las campanadas el próximo jueves.

Para terminar, daros las gracias a los que os tomáis un rato en leer estas entradas (a veces más largas de lo que debiera), y desearos que en este año que está a punto de comenzar todos vuestros proyectos lleguen a buen puerto.

21 diciembre 2015

LA CESTA DEL MES #11


Última entrada del año en La cesta del mes. Llega diciembre y la verdad es que este 2015 acaba fuerte, con mucho y bueno donde elegir, así que vamos al turrón (nunca mejor dicho):

La Casa, de Paco Roca. Cartoné. Color. 136 páginas. 16 €. El lanzamiento de cualquier trabajo de Paco Roca es siempre un motivo de júbilo. Con La Casa, el autor valenciano hace un paréntesis antes de acometer otros proyectos que estaban ya planteados. Estamos quizá ante la obra más personal de Roca, que es ya de por sí un autor que tira mucho de tripas a la hora de contar lo que quiere, sea ficción o no. Tres hermanos reunidos un año después de la muerte de su padre, en una casa llena de objetos que despiertan los recuerdos de los hijos.

La Ficción, de Curt Pires y David Rubín. Cartoné. Color. 144 páginas. 17 €. Edición española de The Fiction, publicada por Boom Studios en una miniserie de cuatro números con guión de Curt Pires (The Tomorrows, Pop), y la segunda incursión de David Rubín en el mercado norteamericano. La Ficción se presenta como una historia en la que cuatro amigos descubren la entrada a mundos de fantasía a través de unos libros, pero uno de ellos acaba desapareciendo y el resto deciden enterrar el suceso. Eso no será suficiente para que con los años el pasado les acabe encontrando.

Necrópolis, de Marcos Prior. Cartoné. Color. 120 páginas. 16 €. Después de Fagocitosis o Potlatch, soy muy seguidor de Marcor Prior y Danide. En Necrópolis esta vez nos encontramos con una historia en solitario del primero. Un trabajo que sale con una temática de plena actualidad, y que a buen seguro se podrá leer sin perder un ápice de frescura dentro de muchos años. New Poole es una ciudad asolada por crímenes y bandas callejeras en la que los ciudadanos montan sus propias patrullas de defensa, incrementando la violencia en vez de apaciguar los ánimos, todo ello en medio de unas elecciones a la alcaldía. 

15 Historietas de Casas Encantadas, de Varios Autores. Rústica con solapas. Color y B/N. 120 páginas. 11,95 €. Nuevo temático de la Revista Cthulhu, dedicado esta vez a las casas encantadas, todo un clásico de las historias de terror, y que sigue la estela de números anteriores donde el tema central han sido los vampiros, el terror ibérico o la ciencia ficción oscura. Toda una colección de historias con autores de la talla de César Herce, Ernest Sala, Josep Busquet, Vicente Navarro, Samuel Guerrero, Rafa Vargas, Álex Ogalla o Damián Campanario entre otros, con la siempre excelsa aportación de Santipérez en la portada.

Total - 60,95 € que es algo más de lo que ajusté en el mes de noviembre, pero sigue siendo algo menos que en octubre.

Alternativas:


100% Marvel. Daredevil: El hombre sin miedo 8, de Mark Waid y Chris Samnee. Rústica con solapas. Color. 208 páginas. 18,95 €. Último tomo de la excelente etapa de Daredevil a cargo de Waid y Samnee. Seguramente con el paso de los años será considerada como una de las mejores de la historia del personaje, y si me equivoco me tendré que comer estas palabras. Como en las buenas historias, Waid se reserva la traca final para estos últimos números, con la vida de Matt Murdock en el filo de la navaja.

Ghost World. Mundo fantasmal, de Daniel Clowes. Rústica con solapas. Color. 84 páginas. 12,90 €. Un clásico que incluso ha sido llevado al cine en su día. Clowes propone una historia en la que sus dos protagonistas se encuentran en esa etapa de sus vidas en que están dejando de ser niñas, pero todavía no son mujeres. Dos chicas afrontando el último verano de su adolescencia, dos granos de arroz en medio de un bote de garbanzos representado en una pequeña ciudad de los USA, dos visiones ácidas de una sociedad que bien pudiera ser la actual pese a que la narración transcurre en la década de los noventa.

14 diciembre 2015

LA CONSPIRACIÓN DEL GATO NEGRO



A través del Facebook ya habréis visto estas imágenes, pero es hora de ponerle nombre al proyecto y decir lo poco que se pueda decir a estas alturas. Se llama (al menos por el momento) La Conspiración del Gato Negro, es una historia en la que venimos trabajando Josep Francesc Rico y un servidor en los últimos meses. Ha requerido de bastante trabajo de documentación antes de empezar con el trabajo de guión y dibujo, pero ya estamos con ello. La idea sería tener un dosier listo para que Josep lo mostrara en el próximo Festival Internacional de la BD en Angoulême. Esa es la intención y para eso estamos trabajando. La historia está situada en la Barcelona de 1917, durante los primeros coletazos del pistolerismo y solo algunos días antes de la huelga general revolucionaria que se produjo en toda España. Y de momento no se puede contar nada más, así que... ¡deseadnos suerte, buena gente!

09 diciembre 2015

El VELO


Día 9 es sinónimo de reseña. Para esta última de 2015 he escogido una obra que me abrió los ojos a dos autores extraordinarios: El Torres y Gabriel Hernández Walta. Ambos aunaron talento y buen hacer en El Velo, la primera de sus colaboraciones que supondría un punto de inflexión para la carrera de ambos, a tenor de posteriores obras tanto juntos como por separado. Empezando por la historia, El Velo es una miniserie de cuatro números que salió en los USA (The Veil) bajo el sello de IDW Publishing a partir de 2009, y que un año después Ricardo Esteban recopiló para Dibbuks en un tomo único de bonito formato. Se trata de una historia de terror, donde tan bien se maneja el maestro Torres, protagonizada por la detective privado Chris Luna. Ésta se ve obligada a volver a su localidad natal para vender una propiedad familiar en busca de pagar a sus acreedores. Y es que su carrera como detective no es que vaya viento en popa, teniendo en cuenta que la principal habilidad de Chris es la de ver y hablar con los muertos. Tranquilos que no estamos ante una versión comiquera de la edulcorada serie de televisión Entre fantasmas. El Velo no se queda en la superficie y se centra más en los demonios propios de la detective, que en un caso como cualquier otro de los que pudiera haber tenido dentro de un formato episódico. La ambientación juega una baza fundamental en conseguir preparar al lector para los golpes de efecto que el guión va introduciendo en el camino, y en ese aspecto, Hérnandez Walta es para Torres, lo que John Stockton era para Karl Malone: un compañero de juego ideal.

Una de las cualidades del malagueño, es sin duda alguna aprovechar al máximo las cualidades de los dibujantes con los que trabaja. No imagino una historia que le fuera mejor a otro dibujante que Hérnandez Walta en el momento que se hizo El Velo. Ese trazo sucio a lo Sienkiewicz hace que los rincones de Crooksville, una localidad ficticia situada en el estado de Maine, se conviertan en una pesadilla viviente digna de Stephen King, precisamente uno de los más celebres personajes nacidos en dicho estado. Retomando las comparativas que erroneamente se puedan establecer al conocer el don/maldición de su protagonista, Luna está muy lejos de ser una scream queen que luce generosos escotes. Es una mujer guapa que no se preocupa por su imagen personal. Bastante tiene con lidiar con los muertos mientras intenta sacar dinero de sus finados clientes. Cada uno de los cuatro números cumple con creces la finalidad con que se han pensado: presentación del personaje y sus sombrías circunstancias; el pasado enterrado desde la distancia volviendo a llevar al límite de la cordura a la detective; sale a la luz el verdadero mal oculto tras el velo que separa los vivos de los muertos; un desenlace donde la protagonista debe hacer frente a sus terrores para salvar no solo su vida, sino la de todo el pueblo.

Si el estilo de Hernández Walta encaja como un guante en la trama planteada por Torres, el color usado por el melillense es una auténtica maravilla. Del tono apagado que lucen las páginas cuando la acción se desarrolla en el plano de los vivos, a unos rojos y unos negros alucinantemente bien utilizados en el plano de los muertos. No es de extrañar que con el tiempo las grandes editoriales hayan puesto sus ojos en su trabajo. En concreto Marvel Comics, con quién lleva colaborando desde 2010, y donde ahora se encarga del apartado gráfico de La Visión. Si no habéis visto alguna de las páginas que está haciendo, tardáis demasiado ya en clicar aquí. No contentos con haberse marcado este pedazo de tebeo, guionista y dibujante volvieron a repetir jugada en El Bosque de los Suicidas. Si queréis haceros con un ejemplar seguro que en las librerías más cercanas a vuestra casa os pueden ayudar, o si no directamente encargarlo en la web de Dibbuks clicando en este enlace. No os vais a arrepentir seguro.

02 diciembre 2015

NUEVO PROYECTO EN MARCHA CON JUAN ALBARRAN


Le hemos cogido el gusto a esto de trabajar juntos Juan Albarran y yo. Así que, a la espera de que Gurōbu nos siga dando alegrías en ascenso (no os dije que ha pasado un nuevo corte en el Silent Manga Audition Contest y ya solo quedan 51 contendientes), ya estamos preparando algo nuevo y diferente, tanto en formato como en cuanto a género. De momento tiene el título provisional (quién sabe si definitivo con el tiempo) de Wiccan Game. Estos dos personajes que hay arriba son Kaden Stone y Bob Hurley, y son dos de los tres protagonistas de la historia. Estamos muy emocionados con lo que tenemos entre manos... tanto que seguramente nos curremos el proyecto en toda su magnitud antes incluso de empezar a moverlo por diferentes editoriales. Muy atentos que aquí hay filón...

ACTUALIZACIÓN:
Ahí va la primera página a lápiz para que vayáis abriendo boca con lo que puede salir de aquí.

23 noviembre 2015

LA CESTA DEL MES #10


La cesta del mes llega a la décima entrada en noviembre, y es que aunque empecé con esta sección en febrero un poco por probar, al final parece que está gustando bastante. No me enrollo más y os dejo con la selección de este mes:

Los Nuevos Vengadores v2, #57 (Secret Wars: Squadron Sinister 1 y 2), de Marc Guggenheim y Carlos Pacheco. Grapa. Color. 48 páginas. 3,50 €. Primera y segunda parte de Escuadrón Siniestro, dentro de la regular de Los Nuevos Vengadores. A pesar de estar empotrada dentro de las nuevas Secret Wars, creo que se puede leer independientemente. Pacheco en plena forma y un argumento que se vende como un cruce de El Padrino, Los Soprano e Hijos de la Anarquía.
+
Rituales de Álvaro Ortiz. Cartoné con lomo de tela. Color. 128 páginas. 17 €. Lo nuevo del autor zaragozano (por poco tiempo dada su productividad) tras las excelentes Cenizas y Murderabilia. Un puzle que contiene diferentes historias que acaban por converger hacia un mismo punto. Un ejercicio de funambulismo narrativo si las empezamos a leer por separado al comienzo de un tomo exquisítamente editado por Astiberri.
+
Pablo & Jane en la Dimensión de los Monstruos, de José Domingo. Cartoné. Color. 48 páginas. 16 €. José Domingo es uno de los autores con más imaginación del panorama nacional, y si con Aventuras de un oficinista japonés y Conspiraciones se ganó a los mayores, con esta nueva obra seguro que se mete en el bolsillo a los pequeños. Dejaos de cuentos Disney y abrirle un mundo de aventuras a vuestros hijos con este precioso tomito... seguro que dentro de unos años os lo agradecen.
 +
Low 1: El delirio de la esperanza, de Rick Remender y Greg Tocchini. Rústica. Color. 176 páginas. 18 €. Remender y Tocchini se vuelven a juntar después de la también recomendable The Last Days of American Crime, pero esta vez dejan de lado el rollo noir para zambullirse en una ciencia ficción menos dura y de alguna forma más onírica, ayudado sobre todo por el arte de un Tocchini desatado e imaginativo.
=
Total - 54,50 € lo que supone reducir bastante el gasto con respecto al mes de octubre.

Alternativas:


Invencible 21: Guerra en casa, de Robert Kirkman y Ryan Ottley. Rústica. Color. 152 páginas. 15,95 €. Continúan las aventuras de Mark Grayson, y si he de ser sincero, no pensaba que seguiría comprando los tomos a estas alturas. Es más, pensaba que si debía elegir entre Los Muertos Vivientes e Invencible, dejaría antes la segunda. Pero fue al revés en su momento. En este tomo asistimos al regreso de un viejo conocido... Angstrom Levy.
o
Sally Heathcote. Sufragista (2ª edición), de Mary Talbot, Bryan Talbot y Kate Charlesworth. Rústica con solapas. Bitono. 226 páginas. 22,90 €. Una obra que seguro que le abriría las miras a más de uno y de dos en la actualidad. Su protagonista se ve imbuida por la revolucionaria lucha de unas mujeres, que pelean por sus derechos en un tiempo en el que eran apartadas de su derecho a ejercer el voto. El trabajo de los Talbot en la construcción de la historia, y el estupendo arte de Charlesworth hacen de este tomo una estupenda recomendación, que además ya va por su segunda edición.

16 noviembre 2015

DOBLE ALEGRÍA JUNTO A JUAN ALBARRAN


Ya me llegó El Arca #3, donde tengo una historia con mi amigo Juan Albarran, de la cual os llevaba hablando tanto tiempo por aquí que alguno se pensaría que no existía. Pero sí, se llama 16 Cuerdas como os he comentado a lo largo de estos meses, y tal como se puede apreciar en la imagen tiene como trasfondo un combate de boxeo, un deporte que adoro, además de haber un pequeño guiño a dos de mis personajes favoritos del Universo Marvel. Las seis páginas de la historia lucen estupendas en B/N. Estoy muy contento de que todo aquel que compre la revista pueda leerla junto con el resto de las que han preparado compañeros como David Braña, Juan Alarcón, UPL, Álex Ogalla, Sergio Martín Monlleó o David Buceta entre otros. 

Pero la alegría fue doble el mismo viernes, ya que unas pocas horas más tarde de recoger del buzón el ejemplar de El Arca #3, Juan se enteró de que Gurōbu, la historia de la que os mostramos un avance en agosto, ha pasado el corte y está entre las finalistas de la 4ª edición del Silent Manga Audition Contest de Japón, donde lo habíamos presentado a finales de septiembre. De la enorme cantidad de trabajos presentados (en la 3ª edición fueron 802) por personas de todo el mundo, han quedado 79. De esos acabarán saliendo los ganadores definitivos, que han ido variando en función de cada edición también (44 en la 3ª edición). El listado se puede ver clicando en este enlace, donde podéis ver que hay cuatro obras españolas, una de las cuales es de las conocidas Xian Nu Studio.

09 noviembre 2015

ENDURANCE

ENDURANCE de Luis Bustos

Día 9 significa día de reseña. Este mes he elegido Endurance, de Luis Bustos, por dos razones fundamentales. Grosso modo se pueden enunciar en este primer párrafo introductorio: un excelente autor ante lo que era por entonces su trabajo más extenso, contando una historia épica de supervivencia a mayor gloria del hombre que encabezaba la expedición. El autor es Luis Bustos como he dicho antes, historietista madrileño del que recuerdo haber leído Rayos y Centellas en su día, mucho antes de llegar a Endurance. No sé dónde habrán ido a parar aquellos tres tebeos que contaban con guión de David Muñoz (autor del libreto de El Espinazo del Diablo junto a Antonio Trashorras, y uno de los guionistas a los que más sigo tanto en redes sociales como en su blog). El caso es que después de eso le perdí la pista a Bustos y no hace tanto me pude hacer con este tomo de Endurance, pero con la primera edición que Planeta sacó en 2009, no con la más reciente edición especial por el centenario de la expedición que organizó Ernest Shackleton. Éste y su viaje son el segundo de los motivos por los que he decidido compartir la reseña de esta obra con quién quiera que esté leyendo mi blog a estas alturas.

Curiosamente, una de las cosas por las que más se conoce a Shackleton y con la cual Bustos abre las primeras páginas, es el anuncio que colocó en el Times para reunir la tripulación que partiría a bordo del Endurance, el 8 de agosto de 1914 con destino a la bahía de Vahsel. Igual de curioso que yo mismo hiciera mi versión de dicha carta en este blog a comienzos de 2013, en busca de un compañero de viaje para una Antología Gótica que finalmente verá la luz el año que viene. Para el que no sepa nada de este personaje, Ernest Shackleton fue un aventurero mitad inglés, mitad irlandés, que compartió expediciones a la Antártida con otro célebre personaje como Robert Scott, que más tarde compitío codo a codo con el explorador noruego Roald Amundsen en la conquista del Polo Sur, y que finalmente emprendería la aventura de su vida con el objetivo de cruzar la Antártida de una punta a otra. Aquí es donde comienza la trama de Endurance, justo con los preparativos previos, alguna entrevista para los rotativos londinenses y el visto bueno de Churchill con el país metido ya en la Primera Guerra Mundial contra los alemanes.

Antes de firmar trabajos más recientes como Versus y posteriormente ¡García! (la cual ya recomendé en La cesta del mes #8), Bustos hizo en Endurance un trabajo realmente bueno en dos partes. Primero de documentación. Esto no lo he leído en ninguna entrevista que haya dado, si es que lo ha mencionado en alguna. Es una suposición que hago teniendo en cuenta que los detalles que ofrece, los nombres, la caracterización de los personajes... todo lo que aparece en las 171 páginas que contiene la historia desprende un trabajo de aúpa para contar con rigor lo sucedido en aquellos meses que transcurrieron hasta mayo de 1916. Pero lo bueno es que no se limita a actuar de biógrafo, lo cual de por sí sería la mar de interesante a tenor de lo que ocurrió en realidad. Bustos indaga sobre todo en la personalidad de Shackleton y algo menos en la de su tripulación. Como el primero intenta mantener el ánimo, el propio y el de los que están bajo su mando, hasta que la cosa se empieza a poner tan fea que solo la promesa de mantener la integridad de sus hombres, hace que Shackleton no tire la toalla y se venga abajo. La terquedad por mantener con vida a los que la han puesto en sus manos, se antepone con mucho al fracaso de no haber podido cruzar el continente helado de un lado a otro con el Endurance. Destacar como va alternando composiciones de página más clásicas, con otras que funcionan a favor de obra (la del reloj de arena, las que simulan las olas que mueven el buque a su antojo...) En definitiva, una obra recomendada para los que estén al tanto de la expedición de Shackleton, y muy recomendada para los que quieran saber de ella por primera vez.

05 noviembre 2015

SICARIOS #2 EN ACES WEEKLY 19


Ya os lo adelantaba en un post de septiembre, pero ha llegado el momento. El próximo lunes 9 de noviembre, Sicarios vuelve a las páginas de Aces Weekly. Después de la estupenda experiencia que supuso tener Sicarios #1: Olmito en el Vol. 14, donde incluso llegó a aparecer una imagen de Phil y Riot en The Guardian, Sicarios #2: Stranded in the desert irá saliendo por entregas semanales en el Vol. 19 de la prestigiosa revista creada por David Lloyd. En esta ocasión, el color es del propio Ertito Montana, que se está currando unas páginas excelsas para que no echéis mucho de menos al increíble KoH.

Ni qué decir tiene que para aquellos que además quieran su edición en papel y en español, tenemos pensado sacarlo en su momento tal como hemos hecho ya con Sicarios #1: Olmito. Pero para eso hay que intentar agotar la edición de este primer número cuanto antes. ¿Cómo? Seguro que ya lo sabéis, pero lo voy a recordar hasta la saciedad: entrando en la web de Zona 00 Comics clicando aquí, preguntando a Ertito o servidor a través del mail o de las redes sociales, o también visitando algunas de las tiendas que ya tienen ejemplares en sus estantes, Comic Stores y En Portada Comics en Málaga, o El Mono-Araña Comics en Madrid.

Remember, remember, the ninth of november...