03 diciembre 2009

UN REPASO RAPIDO

Esta mañana, he leído en Sillón Relax, el blog de Ricardo, un breve repaso a la música, libros y cómics que ha degustado recientemente. Y como me ha parecido una cosa muy interesante, pues ya lo he dejado dicho en un comentario a dicho post, voy a imitar la iniciativa y comentar de forma breve lo que he escuchado o leído últimamente.

En cuanto a la música que me acompaña en mis sesiones intensivas de estudio, lo último que estoy escuchando es la Banda Sonora de El Caballero Oscuro, a cargo de Hans Zimmer y James Newton Howard... tremenda de verdad como la película, y la recomendación de Javier sobre el primer disco en solitario de Chris Cornell: Euphoria Morning. Después de dos pasadas estos días atrás, tengo que decir que es un discazo.

En cuanto a los libros creo que me he leído unos cuantos en un período más o menos corto de tiempo, empezando por El Nombre del Viento de Patrick Rothfuss, que me ha encantado y estoy deseando leer la continuación de las aventuras de Kvothe. Después han venido La Carretera de Cormac McCarthy, que es muy bueno pero no aconsejable para los que caigan fácilmente en la depresión, una recopilación de historias cortas que conseguí con El País de H.P. Lovecraft cumpliendo con mis deseos de tener algo de este singular personaje, y ahora estoy con una recomendación de Roberto Corral: La historia del loco, de John Katzenbach, que lo tengo un poco abandonado pero que me está gustando.

Y por último, pero no por ello menos importante, los cómics que han caído en mis garras en los últimos meses. No han sido muchos porque me estoy volviendo bastante selectivo con el paso de los años, y miro con lupa lo que me compro. Creo, si el alzheimer no se ha empezado a cebar conmigo de forma prematura, que lo último con que me hecho ha sido el tomo de Invencible: Mi marciano favorito, donde Robert Kirkman y Ryan Ottley siguen contando las aventuras de Mark Grayson y el segundo álbum de Ken Games: Feuille, una verdadera maravilla que recomiendo fervientemente. El trabajo de Robledo y Toledano es excelente en todos los aspectos.

Y me despido con una frase mítica que decían en La Bola de Cristal, "sino quieres ser como ellos... lee".

7 comentarios:

miguelgeo2 dijo...

He llegado a la conclusión de que tu día tiene 35 horas. Enhorabuena.
El mío tiene menos de 24, lo juro.

Yo voy a NO RECOMENDAR un disquito que me pillé por poca pasta en el Carrefour, y que hacía tiempo que lo buscaba. Se trata de un disco de versiones de Barricada. Hasta ahí bien, pues es un grupo que a mí me fascina, pero lo que han hecho con sus temas de siempre... me ha roto el corazón. Incluso, de un tema rocanrrolero de siempre el Sr. Fito ha hecho una versión "rumba" que me ha producido un principio de úlcera. A estas alturas no estoy preparado para estos disgustos. Soy así de simple, qué le vamos a hacer.

ROBERTO dijo...

La verdad es que intento aprovechar al máximo el día, viendo cero televisión, y al dormir poco puedo aprovechar para leer en la cama hasta tarde sin miedo a no estar de pie a las siete de la mañana.

Barricada, grupo mítico, yo tampoco he entendido ese afán por versionar los temas propios, y el Fito ese a mi es que nunca me ha hecho gracia (por no decir ninguna) aunque le gusta a mucha peña.

OKCorral dijo...

Ya que estamos con las recomendaciones.
De musiquita me acabo de agenciar (no diré como que luego me llaman pirata), el último de Jamie Cullum, del que no había oido nada y la verdad es que tiene un par de temas muy chulos (de los que te apetece escuchar más veces) y el resto del disco esta bastante bien.
Libros, sigue leyendo cosas del Ktzchemback (o como se escriba), me he terminado el del psicoanalista la semana pasada y esta muy guapo, ahora estoy a puntito de terminar el del simbolo perdido de Dan Brown, y si te gustaron los anteriores, pues en la misma linea, libro de palomitas, el dan brown este es el michael bay de los libros!!!!
En cuanto a los tebeillos, me pille el otro día uno de los dos tomos de powers que han sacado recientemente (ya te contare que tal esta). Y de lo ultimo que he leido me quedo con la saga de old man logan de Lobezno (Millar+Mcniven, jarrrrlll)
Miguel,por cierto, estoy contigo, mis días tampoco tienen 24 horas, duermo poco, setoy hecho polvo y aun asi no me da tiempo a hacer todo lo que quisiera. Alguien se esta quedando con nuestras horas diarias.
Un abrazo señores!!

Yimi dijo...

Muy guapa la ilustración ¿who's is it?

ROBERTO dijo...

Correcto Rober, la analogía (con perdón) entre Dan Brown y Michael Bay resume por donde me paso yo los libros de ese señor.

El de Powers dime que tal está que lo mismo me lo pillo, aunque este mes sale el tomo 11 de Invencible, y no se si pillarme el de Batman de Neil Gaiman y Andy Kubert, con lo que los prosupuestos como decía Don Manue, no van a dar para mucho.

El de Old Man Logan a ver si lo meten en tomo y entonces me lo pensaré.

Yimi, el Michael Jackson se ha metido en tu cuerpo con ese ¿who's is it?... ya te lo he comentado in person: Ken Games 2: Feuille, de Robledo y Toledano.

David Braña dijo...

Cómo se nota que tienes tiempo, bribón. Yo llevo con El Nombre del Viento no sé cuanto y aún me queda la mitad del libro, pero me está gustando mucho. También me pillé el de Lovecraft de El País y luego tengo pendiente el tuyo. Se me acumula el "trabajo"...
De disco recomiendo el último de Slayer, que vuelven con más fuerza que nunca (aunque suena a tópico es cierto). El Ken Games también lo tengo pendiente de pillar, pero tengo que ir seleccionando cada mes, porque no doy "pa" más :D

ROBERTO dijo...

Jajaja, qué más quisiera yo que tener el tiempo que parece, ¡si me paso el día estudiando!

Es curioso pero el de El nombre del viento me lo leí muy rápido pese a ser bastante grueso, es de los que menos me ha costado leer en años. En cambio con La Carretera me costó más tiempo aunque no tiene ni la tercera parte de páginas que el otro. Un honor, entre uno y otro libro que tengas el mío pendiente, cuando empieces con él ya me contaras que te va pareciendo.

Estamos igual con el tema de los cómics tío, solo me sale gastarme la pasta en lo que realmente me merezca la pena...