14 abril 2010

RAULE Y ROGER LO HAN VUELTO A HACER

Pues sí, esta pareja de hecho creativa ha vuelto a perpretar una delicatessen comiquera con el cuarto álbum de Jazz Maynard, titulado Sin Esperanza. Fuí a comprarlo el sábado 10 porque el día antes que se supone que era la fecha de lanzamiento, no lo habían traído todavía. Así en caliente y con solo una leída en el cuerpo tengo que decir que he encontrado lo que esperaba... y mucho más.

Están los elementos reconocibles del universo Maynard, como esa relación que siempre encuentra algún obstáculo entre Jazz y Lucía, Judas Melchiot haciendo de las suyas en la sombra, Teo metiéndose en problemas, el Inspector Blanc intentando salvar el mundo a su manera... y encima le sumamos ahora nuevos secundarios como un aspirante más a capo de El Raval llamado Calígula (con un rostro que me recuerda al que siempre he tenido en la cabeza de Gengis Kan) y su enigmática sobrina Maribel, o una antigua conquista de Jazz llamada Diana y su padre, Lord Archer, que le ofrecen uno de esos trabajos que solo pueden hacer los mejores ladrones, así que no se puede pedir más sinceramente.

Con el guión de Raule me da la impresión que mi amigo consigue hacer una increíble pero difícil jugada a tres bandas, ya que a la vez que sirve como episodio para cerrar elementos del final del primer arco argumental (los tres primeros álbumes), pone en juego de nuevo la partida desde el principio para Jazz, con otro trabajo para sus habilidades delictivas y algunas piezas nuevas en el tablero, y de paso queda cristalino que por mucho que quiera, el pobre Jazz es lo que es, y no va a poder escapar de ello por mucho que se empeñe en aras del bienestar de su familia y amigos.

La evolución en el trazo de Roger Ibáñez es notable. He estado mirando el primer álbum y del tono caricaturesco que le daba sobre todo a la cara del protagonista ya no queda casi nada, por no decir nada. Y sus mujeres son tan bonitas que a este paso se va a convertir en el aspirante al cetro de "yo pintolasmujeresmásbellasysensuales" que ostenta Milo Manara. Eso sí, me ha sorprendido el uso de la ilustración a toda página por primera vez desde la publicación del primer álbum.

En fin, que os puedo decir más, que si tenéis ocasión de acercaros al personaje a través de alguno de los cuatro tomos publicados por Diábolo Ediciones, estoy convencido que os va a enganchar tanto como lo ha hecho conmigo.

6 comentarios:

miguelgeo2 dijo...

Lo tengo en tareas pendientes.

ROBERTO dijo...

Te recomiendo que lo enganches desde el primer tomo...

David Braña dijo...

La semana que viene me lo pillo :D

ROBERTO dijo...

Ya estas tardando insensato jajajaja

Julkillo dijo...

Lo de Raule y Roger es impresionante,y coincido con tu análisis punto por punto Roberto.
Y sí,David,ya estás tardando ;)

ROBERTO dijo...

Correcto Julkillo, ¡gracias por pasarte por aquí!