22 octubre 2012

JULIA


Ya comenté hace menos de dos semanas que he sido el agraciado, junto a otros dos lectores, de uno de los tomos de Julia que se sorteaban en El Coleccionista de Tebeos. El amigo Jordi Valero, de Interrobang, me comentó que hiciera un post para valorar si merece la pena o no comprarlo, y aquí está el resultado.

Lo primero centrar el asunto en que el tomo elegido por un servidor ha sido el primero, Los ojos del abismo, donde Aleta recopila los dos primeros números de la colección original (Los ojos del abismo y Objeto de amor) publicada por Bonelli en Italia. Los guiones de ambas historias, y del resto de volúmenes, corren por cuenta de Giancarlo Berardi, que algunos conoceran por ser el creador de Ken Parker. En los dibujos tenemos a Luca Vannini en la primera historia y a Corrado Roi en la segunda, ambos cumpliendo con creces el mínimo que se puede pedir a unas tramas de género policiaco como las que plantea Berardi.

El resultado es positivo, con un diseño clásico de las páginas, sobrio, muy acorde con el tono de lo que se está contando y por lo tanto acertado. El dibujo igualmente le viene como anillo al dedo, y tanto Vannini como Roi demuestran ser del estilo de lo publicado por Bonnelli. Me quedo con el primero pero ambos se dejan ver sin problemas. Curioso es cuanto menos los parecidos más que razonables que se pueden encontrar no solo en el personaje protagonista, Julia, que está basado en ese icono del cine que fue Audrey Hepburn. A lo largo de las páginas se pueden ver algunos secundarios con los rostros de Whoopi Goldberg o John Malkovich.

En definitiva, un tomo recomendable para los que aúnen el gusto por el género policiaco y el cómic europeo, y olvidable para los que ni una cosa ni otra. Los que se encuentren en tierra de nadie y les pueda gustar uno de los dos ingredientes, yo les animo a que al menos se compren este primer número por 13 euros en la web de Aleta Ediciones.

2 comentarios:

interrobang dijo...

Gracias por postearlo y trillarnos el camino. Te haré caso y me animaré a leerlo.
Un abrazo!

ROBERTO dijo...

La verdad es que está bastante bien si no te tira para atrás el cómic europeo.
¡Un placer Jordi!