17 diciembre 2011

HABLANDO CON UPL y SURCO VALBUENA

Como parece que la entrevista informal que le hice a Mikel Janin hace ya unos meses gustó lo suyo, he decidido que no sea flor de un día y por eso me propuse contar con las opiniones de Ulises Ponce López y Surco Valbuena. Ambos ligados a la joven editorial Sugoi Ediciones, el primero en su faceta de editor y el segundo como autor de Gacela, de la que ya he dado buena cuenta en algunos post semanas atrás. No obstante hay que remarcar que Ulises es un creador bastante productivo, y os recomiendo que os dejéis caer (y ya de paso pongáis algún comentario que siempre se agradece) por el blog de Shoyu, donde suele poner  asiduamente las tiras cómicas que lleva haciendo desde hace bastante tiempo. Con ambos he conseguido hablar, tanto de Sugoi como de Gacela. Al turrón.

Roberto Corroto: ¿Cómo surge la idea de crear Sugoi Ediciones?

Ulises Ponce López: Desde hace muchos años tengo la idea de crear una editorial, inviertiendo dinero para sacar cosas de calidad, con autores que no son conocidos pero a los que no publican pese a la profesionalidad de sus trabajos. Un proyecto que cada año se fue haciendo más fuerte al disponer de distintos apoyos, pero también una idea que todos los amigos y conocidos del mundillo me decían que era un suicidio. Soy consciente de ello, más en tiempos de crisis, de que tendremos que dar gracias si recuperamos lo invertido en cada título, pero no nos mueve el dinero, nos mueve el cariño por los tebeos, por publicar historietas que deben estar aquí, a la vista y alcance de todos, con precios asequibles. Libros que siempre estarán dando vueltas por este mundo, pasando de generación en generación... es un sentimiento que noto cuando, por ejemplo, encuentro un libro de principios de los setenta de la editorial Argos, bien editados y que han aguantado pataletas y años.


RC: Teniendo en cuenta lo arriesgado que es lanzarse al tema editorial, sobre todo en los tiempos que corren, ¿qué esperas de esta aventura a corto o medio plazo?

UPL: Mi cerebro me dice que vamos a estar perdiendo dinero durante mucho tiempo, y que no se van a agotar nuestras tiradas, pero mi corazón dice algo distinto. Éste insiste en que se venderá casi toda la tirada, recuperaremos lo invertido y podremos sacar otro título, de otro autor desconocido y que nadie quiere editar por ese mismo motivo, por no tener trabajos retrospectivos o qué se yo. Una pescadilla que se muerde la cola.

RC: Esta pregunta va de cara a posibles guionistas y dibujantes que estén pensando en mandaros propuestas, ¿qué ha de tener un proyecto para que Sugoi esté interesado en publicarlo?

UPL: Lo cierto es que no tenemos una línea editorial a la que los autores deben seguir, pues nuestra idea es editar de todo. Principalmente tebeos, pero nos gustaría ampliar el catálogo con libros de ilustración, fotografía, etcétera. Tras el aluvión de mails de los primeros meses, ya tenemos cerrado el planning hasta finales de 2012.


RC: Sabiendo de primera mano que actualizas bastante a menudo el blog de Shoyu y que estas inmerso en bastantes proyectos, además de participar de manera activa en la construcción de la nueva junta de la AACE por ejemplo, ¿cuánto tiempo le puedes dedicar más o menos a las tareas propias de editor, y en qué consisten si se puede contar?

UPL: Bueno, no sólo yo decido lo que vamos a editar bajo el sello de Sugoi Ediciones, nos repartimos unos cuantos las tareas, como las de buscar sitios para las presentaciones, buscar la imprenta correcta,... sí es cierto que tengo el blog de Shoyu muy activo, y en adelante quiero tenerlo más vivo aún por el tema de la colección ''Shoyu'' que sacaremos en Sugoi, historietas largas creadas por diversos autores, utilizando los personajes de mi tira cómica, para dignificarlos. No soy un buen dibujante, pero creo que he creado unos personajes y un ''universo'' a lo largo de los años que tienen potencial.

RC: Dime alguna historia que hayas leído recientemente que te hubiera encantado editar bajo el sello de Sugoi.

UPL: Pues ahora que lo dices, se me quedó en la retina una historia que transcurre en el espacio exterior, con un robot y un ser de otro mundo... pero tenemos todo cerrado hasta finales de 2012 y no podemos comprometernos más, ya que depende de cómo marche todo, seguiremos editando. Si no encuentran editor en ese tiempo, contactaremos de nuevo con los autores, porque el proyecto nos gustó mucho.

RC: Vamos contigo Surco. He leído que las 176 páginas de Gacela nacieron en el verano de 2008, ¿las hiciste pensando en moverlas por alguna editorial o simplemente por el placer de llevar al papel una idea y un sentimiento? 

Surco Valbuena: Justo al terminar los estudios, nada más recibir las notas volví a mi pueblo, y durante unas semanas cuidé de mi abuela en su enorme casa. Allí empezó todo, tenía que dejar caer sobre el papel un sentimiento revuelto que llevaba tiempo anidando en mí. Salió casi sin esfuerzo, la historia se narraba sola, la trama se resolvía sin más. Aquellos días de verano en la mancha vieron nacer a Rai y su doble realidad. Recuerdo que todo pasó muy rápido, supongo que era el momento perfeco para hacerlo, cuando regresé de nuevo para estar con mi familia, ya traía en la mochila una historia. Una historia que me convertía en un hombrecito feliz, desahogado y en paz.


RC: El intervalo hasta darle el acabado hace un mes, ¿ha sido una cuestión de falta de tiempo o por otras razones?
SV: En verano de 2008 acabé todo el trabajo de guión, dibujo y entintado. Hasta hace nada acabé de colorearlo en escala de grises. El tiempo pasa sin darnos cuenta y Gacela no tenía prisa. Compaginé esta tarea de color con otras muchas, y aunque no lo dejaba de lado, muchas veces pasaba a un segundo plano, pero siempre estaba ahí esperándome para ser acabada.

RC: En cuanto a Gacela, al leerla da la impresión, o al menos a mí me la ha dado, que prácticamente todo lo que se cuenta te toca muy de cerca, ya sea por propia experiencia, o a través de allegados. ¿Es así o hay partes que son ficcionadas por completo? 

SV: Una infancia intensa es un enjambre de momentos, situaciones y sobre todo sensaciones o sentimientos condensados. Guardo mucha información codificada de mi infancia, y cuando descubro una página más de mi propia historia, algo comienza a escribirse solo. Gacela nació de una historia real, pero se desarrolló en un entorno y unas circusntancias que yo inventé. Alejarlo de la realidad me ayudó a verlo con perspectiva, a analizar el caso real que hizo clic en mí y que me sentó en una mesa al fresco de un patio lleno de geranios a escribir.


RC: Con respecto al aspecto gráfico de Gacela, ¿hay algún autor/a que te influenciará en su momento, cuando estabas dibujando las páginas?, ¿puedes citar algunas influencias que tengas ahora en el campo de la historieta? 

SV: Una historia de aventuras, con cierta profundidad sentimental necesitaba un dibujo sencillo, límpio, casi sin detalles. Recurrí a simplificarlo todo, a evitar recargar cada viñeta, las páginas me pedían oxígeno y tras unas primeras pruebas conseguí dar con el estilo que definía en carácter de la obra. Me encanta la frescura de Frederik Peeters, la inocencia de Émile Bravo, también admiro a Tony Sandoval y un largo etcétera...

RC: Comparto tu devoción por Peeters. Ya por último, teniendo en cuenta que con tu debut en el mundo de la historieta, te has dejado el listón muy alto para siguientes proyectos, te quería preguntar precisamente sobre si estas trabajando ahora mismo en algún tebeo que podamos ver en el futuro, y si es así, adelántanos algo en primicia. 

SV: Después de dibujar Gacela, aquel verano escribí otra pequeña historia, todo nace a partir de un sentiemiento, y tras haber pasado unos años fuera de casa, cuando volví, aquella nueva situación me trajo aromas del pasado, viejas caras conocidas que guardaba casi desdibujadas en mi memoria, los paisajes de siempre, el riego por la noche, las bandadas de vencejos, las campanadas cada hora, los murciélagos, los paseos al atardecer... En esta segunda historia también hablo de cómo aprendemos a querer desde edades muy tempranas, de la amistad pura, de los juegos en equipo, de la vida en el pueblo. Este proyecto supera en páginas a Gacela y aunque sólo está escrita y dibujada, espero que vea la luz pronto, aunque al paso que voy podría tardar un poco bastante. Ahora sólo pienso en que mi primer hijo ya está a la venta y que espero que la gente lo disfrute tanto como yo lo hice durante todo el proceso, porque aunque fue largo, para mí es como si lo hubiese hecho antes de ayer.


RC: Muchas gracias de antemano por tomaros la molestia de contestar las preguntas amigos. Espero que os guste la reseña, que la entrevista os ayude en la promoción, y sobre todo se vendan más ejemplares de Gacela.

UPL: Un abrazo muy fuerte, y gracias por todo el interés que estás mostrando. Ha sido un placer contestar tus preguntas.