27 diciembre 2016

LO QUE FUE 2016


Como es costumbre, me he reservado este resumen de lo que ha sido el año que está a punto de acabar para el final. Con Zona 00 Comics no podemos pedir mucho más de cómo se ha dado en 2016. Sicarios se ha consolidado como una serie que gusta y que en cada número sube un escalón el nivel. Así nos lo han transmitido los lectores, tanto en persona como a través de las redes sociales. Este año, Ertito y yo conseguimos sacar Sicarios #2 y #3 en papel, más el Sicarios #3: Saint Rose para la revista digital de Mr. David Lloyd: Aces Weekly. Dentro de nada (enero) saldrá a la venta Sicarios #4: Lo maté por el Yogurt en papel, que más tarde tendrá la habitual versión en inglés de la mano de Aces Weekly (esta vez irá por detrás de la edición en español). Aviso desde ya, sin intención de generar una falsa expectación, que es posiblemente el guión más loco y desatado que he hecho jamás, partiendo de una idea de Marcos Miguel González (alma pater de Tomando un Chiriflús). Por su parte, Tigre Callejero ya tiene dos números en circulación y el tercero no tardará en salir. Pero lo que peta es que en febrero se empezará a vender en las tiendas de los USA a través de una alianza con Amigo Comics (sello del gran El Torres), bajo el título obvio de Street Tiger. La diferencia con la versión en español, además del idioma, será que esta irá a color.


Con la Revista Cthulhu consolidé ese romance que comenzó a primeros de 2015 y que espero que sea ad eternum, si Álex y Manolo así lo consideran. Este año colaboré en la Cthulhu #15, dedicada a Arthur Machen, junto al gran Rafa Vargas (La charca negra), y hace nada que salió el temático 17 Historietas de Terror Oriental, donde compartí cartel con otro auténtico crack, Samu Guerrero (El monje del mar).


Tras la exitosa participación en el Silent Manga Audition 04 con mi amigo Juan Albarran, no dudamos en volver a intentarlo no una, sino dos veces. Con semejantes resultados. En el SMA 05 presentamos Itabasami, una historia que se alejaba bastante de la candidez que sí que se podía encontrar en Gurōbu. No pasamos el primer corte. Aplicando aquello de "no quieres caldo, pues toma dos tazas", para el SMA 06 hicimos Monoganashii. En esta ocasión, la organización del certamen no fue eliminando participantes, sino que directamente anunció los ganadores, entre los que por supuesto no estaba nuestro trabajo. Lejos de ser un inconveniente, estos resultados se han convertido en una oportunidad que Juan y servidor aprovecharán para soltar una bomba silenciosa a comienzos de 2017.

De la misma manera, en 2017 esperan algunos proyectos ya confirmados en cuanto a lanzamiento o desarrollo con editoriales. Evidentemente, estos se han ido fraguando a lo largo de estos meses que dejamos atrás. Y otros cuantos que, por su calidad y el tesón que le estamos echando aquellos que queremos verlos en manos del lector, no dudo que acabarán encontrando sello que los ponga en circulación. Pero como ya he aprendido que de aquello que aún le resta un tiempo por anunciarse, es mejor no hablar mucho por lo que pueda pasar, no entraré ni siquiera en asomar la patita para dar pistas.

Lo que sí me congratula enormemente es haber podido consolidar mi labor de divulgador. Además de alimentar periódicamente este ESDCO, añado a la muesca mi pequeña contribución a una charla en la que participé vía Hangouts, para dar a conocer la labor de NEUH en el Cartoon County de Sussex, estuve junto a Álex Ogalla, Manolo Mota y Alejandro Castroguer en la Feria del Libro de Málaga, y debuté como maestro de ceremonías en la presentación de obras ajenas: en este caso de Buckson, (Grafito Editorial) de Víctor Araque y Rocío Estepa.

En resumidas cuentas: 2016 ha sido un año bastante bueno, pero 2017 hay que estrujarlo más incluso. Voy a varear el olivo a ver si cae todo lo que espero... y algo más.

¡Feliz año nuevo, compañeros y lectores!