14 mayo 2015

LA CESTA DEL MES #4


Tras la resaca del Salón del Cómic de Barcelona en abril, volvemos con los elegidos para ocupar esta sección de La cesta del mes, que llega a su cuarta entrada con mayo.

Vengadores y Patrulla-X: Axis - Compendio 2, de Kevin Shinick y Javier Rodríguez. Comic-book. Color. 64 páginas. 4,25 €. Miniserie de tres números que recopila el Axis Hobgoblin 1-3 con dibujo no, dibujazo de Javier Rodríguez. Alguna página se ha podido ver en las redes sociales y solo con eso ya os digo que merece la pena hacerse con este ejemplar, máxime a un coste que no llega ni a cinco euros. A destacar las tintas de Álvaro López también.
+
Batman/Edgar Allan Poe: Nunca más, de Len Wein y Guy Davis. Rústica. Color. 128 páginas. 12,5 €. Los que me conocéis un poco ya sabréis de mi devoción por determinados autores. Uno de ellos es Guy Davis desde que lo descubriera en su The Marquis. Por eso, este tomo correspondiente a la línea Otros Mundos, donde se presenta la posibilidad de que la figura de Batman hubiera sido la inspiración de Poe para escribir sus obras, es uno de los fijos durante el mes de mayo en esta sección.
Pistuví, de Merwan y Gatignol. Cartoné. Blanco y Negro. 192 páginas. 20 €. Con una portada que llama poderosamente la atención, Pistuví es otra de las apuestas ganadora de Spaceman Books. Una especie de fábula onírica con una apariencia más tierna de la que a priori nos vamos a encontrar después. Un tomo en blanco y negro que está a caballo entre el manga y la BD.
+
Doggybags, de Guillaume Singelin, Florent Maudoux y Run. Rústica con solapas. Color. 112 páginas. 14 €. Otra que me entra por los ojos. Sin duda su estilo retro es lo que más llama la atención. Pero si encima me prometen que al leer el interior me voy a encontrar con un desbarre donde no haya ningún tipo de cortapisa en lo referente a la violencia, entonces no tengo ninguna duda a la hora de colocar a Doggybags como la cuarta en liza.
=
Total - 50,75 € que es una rebaja considerable con respecto a anteriores entregas, en busca de darle un respiro al bolsillo después del posible desembolso en el Salón del Cómic de Barcelona.