26 febrero 2016

HABLANDO CON CARLES PONSÍ

Tras la entrevista que les hice a Ricardo Vilbor y Ricar González el pasado mes de mayo con motivo del lanzamiento de Chorizos. Atraco a la española, he podido mantener una agradable charla con otro de los autores que ha publicado recientemente con Grafito Editorial. Se trata de Carles Ponsí, conocido por sus colaboraciones en revistas como El Jueves o Amaníaco. Carles es el autor de ¡Socorro! ¡¡Mi madre tiene Facebook!!, de la que os dejé la reseña hace unos días por aquí, y que podéis encontrar en el catálogo de Grafito clicando en este enlace.


Roberto Corroto: Bueno, Carles. Lo primero darte las gracias por sacar un hueco para contestar a mis preguntas, que sé que andas con presentaciones y terminando algunos encargos. Para empezar, me gustaría que me contaras cómo acabó llegando el proyecto hasta las manos de la gente de Grafito Editorial, que a la postre han sido los que han apostado por su publicación.

Carles Ponsí: Primero de todo ¡gracias a ti! Pues el proyecto de ¡Socorro!¡¡Mi madre tiene Facebook!! lo realicé un mes antes del Salón del Cómic de BCN del año pasado (2015). Estaba buscando editorial y Aitor I. Eraña me comentó que estaba realizando un proyecto con ellos y que estaba encantado con el trato. Me presentó a Guillermo en una de esas reuniones post salón, le enseñé el proyecto que lo llevaba en el teléfono y le gustó, invitándome a que inmediatamente se lo mandara a la editorial para que lo pudieran ver bien. Así que el primer contacto con el editor empieza con un smartphone, eso fue un buen presagio.

R.C: Pues sí, muy adecuado eso de usar las nuevas tecnologías para mover un proyecto en la que juegan un papel importante. Dices que ¡Socorro!¡¡Mi madre tiene Facebook!! lo hiciste un mes antes del Salón de Barcelona, supongo que con vista a moverlo allí en busca de editorial. ¿Llegaste a enseñárselo a algún otro editor, o con Grafito fue llegar y besar el santo?

C.P: Creo que a alguna otra editorial lo había enviado por mail para su evaluación, pero con Grafito fue con quienes hablé directamente y en persona. ¡Y por suerte no tuve que convencerles! ¡Enseguida quedaron contentos con la idea y el concepto del cómic!

Para leer el resto de la entrevista solo hay que hacer clic en Más información aquí abajo.


R.C: Ya que hablamos del concepto del cómic, ¿puedes explicar a los potenciales compradores que nos estén leyendo de qué va?

C.P: ¡Socorro!¡¡Mi madre tiene Facebook!! parte de tintes autobiográficos para relatar la epopeya que representa a una madre entrar en el mundo 2.0 de FB, PC, Whatsapp, etc... así como la del hijo intentando ayudarla. A través de historias cortas y situaciones que nos han sucedido a todos en este ámbito, el cómic retrata desde un punto de vista humorístico la vida que hemos vivido los últimos años con la entrada de la tecnología en nuestras casas.

R.C: La siguiente pregunta es casi obligatoria, ¿cuánto de tus propias vivencias hay en esta obra y cuánto es ficticio (si lo hubiera)?

C.P: Muchas de las vivencias que hay son biográficas al cien por cien. Otras son de amigos y otras inventadas aunque, las inventadas se están convirtiendo en realidad. En uno de los chistes inventados, la madre, en lugar de decir Mozilla, dice Godzilla... ¡y el otro día mi madre lo dijo!


R.C: No puedo quedarme sin saber si tu madre ha leído el tomo una vez publicado, y si lo ha hecho qué te ha dicho al respecto.

C.P: ¡De momento no! Desde que salió el cómic he ido de aquí para allá y no he tenido tiempo de verla... aunque lo mejor de todo es que no sabe nada de nada porqué quise mantener la sorpresa. Aunque espero y pronostico que le gustará. Por algo ha sido siempre la persona que más me ha animado a seguir en esta profesión. Bien se merecía ser la protagonista de mi primer cómic.

R.C: ¿Y cómo surge la idea de hacer un proyecto como este?

C.P: La idea nace básicamente para reirnos entre todos de toda la complicación tecnológica en que nos hemos metido. Nos venden que "nos hace la vida más fácil", pero hasta que no aprendemos como funciona ¡es un infierno! Y yo me incluyo. Creo que ese es el punto en que los lectores se están sintiendo tan próximos, porqué se ven retratados en el sinfín de situaciones hilarantes que vivimos día tras día, y sacarle jugo a esto es como una catársis de todo lo sufrido.

R.C: Entonces, con el humor por delante, pero hay su dosis de crítica a la vorágine en que nos hemos ido metiendo con el mundo de las redes sociales y las nuevas tecnologías en general, ¿no?

C.P: No he querido ahondar en este tema. Las nuevas tecnologias me gustan y, como el alcohol o Telecinco, tomada en mesura no hace daño. Creo que hay que abrirse a lo nuevo y no ser prejuicioso por el hecho de que "exista". La forma de consumirla sí es cuestionable. Pero vamos, el cómic no ha querido postularse ni a favor ni en contra. Simplemente mostrar ese exceso de tecnología que nos rodea y la lucha que tenemos con ella.


R.C: Aparte de tu última obra, ¿qué otros proyectos hay a corto y medio plazo ahora mismo que los seguidores de Carles Ponsí deberían estar esperando?

C.P: Por el momento voy a seguir con la actualidad política en la web de MinoriaAbsoluta.com, así como voy hacer nuevas secciones y cómics de temática gay para las aplicaciones de OnlineBuddies, mientras espero que las musas aparezcan o, en su defecto, me manden un WhatsApp jajaja.

R.C: ¿Se te ha pasado por la cabeza hacer un segundo tomo de ¡Socorro! ¡¡Mi madre tiene Facebook!! con nuevas situaciones disparatadas?

C.P: Por las aportaciones que me hace la gente de experiencias propias, podría dar para medio libro más. Pero creo que la fórmula y el tema se agota en un único volumen. La cosa era mostrar la evolución de una madre al entrar en las nuevas tecnologías y creo que con estas 96 páginas quedó plasmado. Aunque no descarto mantenerme el la línea pseudobiográfica.

R.C: Eso te iba a decir, después de 50 Sombras de Ponsí, y esta, la siguiente...

C.P: ¡Sí! Pero lo que sí sé seguro es que la próxima quiero que sea una historia larga. Una novela gráfica digamos. Nunca lo hice y creo que es el próximo reto al que quiero lanzarme.

R.C: La última pregunta es la habitual para cerrar todas las entrevistas que hago en ESDCO. Me gustaría que mandases un consejo a los que se plantean meterse en el mundillo del cómic.

C.P: Pues a dibujar un montón, a no parar, a probar estilos, a desaprenderlos. Todo suma y todo nos hace crecer para definirnos como dibujante. Nunca hay que parar de aprender y sobretodo, siempre hay que dibujar y escribir partiendo de dentro, sentir lo que hacemos, enamorarnos de nuestro cómic. Esa es la esencia de lo que hacemos, de lo que tendrá éxito y lo que, cuando miremos atrás, estemos satisfecho del camino recorrido.


R.C: Hemos acabado, Carles, pero antes de finalizar vamos a recordar que hoy estarás firmando ejemplares de ¡Socorro! ¡¡Mi madre tiene Facebook!!, a partir de las ocho de la tarde en Arkham Cómics. ¡Ojalá te hinches a firmar ejemplares aquí y en las siguientes presentaciones!

C.P: ¡Ojalá! Muchas gracias por la entrevista, por la crítica y sobre todo por el indiscutible buen rollo.

R.C: Gracias a ti una vez más.