04 febrero 2016

ITABASAMI


Así se llama la historia con que Juan Albarran y yo pretendemos subir un peldaño más en el nuevo Silent Manga Audition Contest. Para el que se incorpore ahora, en la anterior convocatoria (SMA04), ambos participamos con Gurōbu, una historia de 10 páginas ambientada en el mundo del beisbol de instituto, todo un acontecimiento en el país del sol naciente aunque aquí nos pueda parecer una chorrada. Uno de los requisitos principales es, como su nombre indica, que no puede llevar diálogo de ninguna clase. No es moco de pavo ya os lo digo, pero el resultado debió ser bueno, porque quedamos entre los 51 mejores participantes de 448 trabajos recibidos desde prácticamente los rincones de todo el mundo. 

La experiencia fue tan buena que nos decidimos a intentarlo de nuevo en este SMA05. Con Itabasami cambiamos de registro y temática, pero las opciones a mi modo de entender son las mismas, o incluso más, de acceder a uno de los premios gordos. La extensión viene a ser de una página más que con Gurōbu, y sus protagonistas en esta ocasión son dos en vez de uno. Aquí arriba los tenéis: Kai a la izquierda y Goro a la derecha. Amigos de instituto, porque la amistad es una de las dos temáticas principales que debe contener la historia. La otra es que haya una herramienta de comunicación en la trama principal. Con esas reglas hemos compuesto un relato que va a estar arriba con toda seguridad. Y se me llena la boca al decir seguridad, porque ya he visto las primeras páginas que Juan está haciendo... son canela en rama.